RSS

5 elementos escenciales para el siglo 21

01 mar

Serie: Lo Esencial para vivir en el Siglo 21

Miguel Ángel Tellaeche, Pastor

 

INTRODUCCIÓN: Si usted pregunta a un biólogo, “¿Cuáles son los elementos esenciales para la vida?” él le contestaría, aire, comida, agua y luz.  Si pregunta a un farmacéutico, “¿Cuáles son los elementos esenciales para la vida?” Probablemente él le daría una lista de minerales y vitaminas importantes que necesita.  Si pregunta a un superviviente, “¿Cuáles son los elementos esenciales para la vida?” él diría una escopeta, agua embotellada y un fortín. 

Pero usted es más que únicamente una vida física.  La vida tiene un elemento espiritual; tiene un elemento emocional.  Hay factores espirituales y emocionales que son tan esenciales para la vida como el oxígeno, el agua, la comida y los necesitas para poder vivir plenamente.  De hecho, sin ellos no está viviendo, no más está existiendo. 

Deseo examinar los elementos esenciales para vivir una vida balanceada. 

Estamos en el 4º año de un nuevo milenio y es mi responsabilidad como su pastor prepararles emocional y espiritualmente para el siglo 21 porque va a ser muy distinto en maneras que muchos de nosotros nunca hemos imaginado.   Debemos prepararnos para ello.  Entonces hoy estamos empezando una nueva serie que yo llamo “Los Elementos Esenciales para Vivir en el Siglo 21”.  ¿Qué va a requerir para vivir en el siglo 21?  Hoy solo quiero darles una sobrevista de los cinco elementos esenciales de la vida

La primera cosa que van a necesitar en el siglo 21, a pesar de qué sucede—y a propósito, usted  (ni yo tampoco) no sabe lo que va a suceder mañana, mucho menos el próximo año o dentro de los próximos cien años.  Nadie hubiera predicho lo que iba a suceder en el año ‘2000 hace diez años’.  Todas las cosas que tenemos hoy día como celulares, discos compactos, el Internet hace unos quince años a penas eran conocidas.  Cuando vive en una época de cambios rápidos, necesita enfocar en las cosas que sabe que no van a cambiar.  A pesar de lo que pasa en el siglo 21, va a tener estas necesidades espirituales en su vida.

  1.  USTED NECESITA PODER PARA VIVIR

 

Usted necesita poder porque hay muchas cosas en la vida que le agotan el poder, disminuyen la energía, la fuerza, la vitalidad y el aguante.    Definitivamente el cambio le puede robar la energía.  El estrés le puede robar el poder.  El conflicto agota su vida.  El demoro disminuye la energía en su vida.  Frustración le quita la vitalidad.  Y el trabajo cotidiano puede disipar el poder en su vida.

Usted pasa más horas trabajando que antes.  Un estudio recién salido muestra que en 1973 el trabajador trabajaba un promedio de 40.3 horas cada semana.  En 2000 este promedio había subido a 50.6 horas cada semana.  De manera que el Latino típico trabaja diez horas más cada semana que lo que hacía hace 20 año. ¡No es de extrañarle que esté cansado!

¿Dónde encuentra la energía, el aguante y el poder para vivir?  ¿Dónde consigue la energía para perseverar cuando prefería rendirse? 

La gente prueba diferentes cosas:  la moda pasajera, terapias, pastillas y cosas así.  Pero el secreto verdadero de poder para enfrentar la vida es esto:  enfocarse en Dios.  Por más que ponga su enfoque en Dios, más poder va a tener en su vida.  Dios es la fuente de todo poder.  Dios tiene todo el poder que usted necesita.  No más tiene que fijarse en la naturaleza.  Su poder es evidente en todas partes.  La Biblia dice, “Nada es imposible con Dios”.   El tiene más poder que jamás podría imaginar.  Ese poder está disponible para usted, pero lo recibe por enfocarse en Dios.  Si quita sus ojos de sus problemas y los pone en Dios, en Jesucristo.

Isaías 40:30-31  “Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová [encierre en un círculo “los que esperan a Jehová”] tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.”

 

Dios tiene todo el poder que usted necesita y lo consigue por esperar en El o por mantener su enfoque en El.  Por más que usted ponga su atención en Dios, más va a conectarse a Su poder.  Si pasa un buen tiempo cada día enfocado en Dios, tendrá bastante poder en su vida.  Si pasa poco tiempo enfocado en Dios, tendrá poco poder en su vida.  Si no dedica nada de tiempo para enfocar en Dios, no tendrá poder en su vida.

Hay una palabra para enfocarse en Dios en la Biblia.  Esa palabra es ‘adoración’.  Adoración es simplemente el enfocarse en Dios.  Hay personas que piensan que la adoración es un rito.  No la es.  Unas personas piensan que adoración es un régimen, unas reglas o reglamentos.  No la es.  Unas personas piensan que es una ceremonia.  Adoración no es una ceremonia.  No es una lista de cosas que debe hacer o no hacer.  Adoración simplemente significa enfocarse en Dios.

Puede adorar a Dios a solas en su patio.  Puede practicar la adoración con otra persona o un par de personas en un grupo pequeño.  Incluso puede adorar en un grupo grande como este.  No importa.  En cualquier tiempo que está enfocándose en Dios, está adorando y esto es el secreto del poder para enfrentar la vida.

¿Cómo adora uno?  Salmo 46:10:  “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios.”  Necesita aquietarse, poner las distracciones por un lado y darle toda la atención a Dios, Su grandeza, Su amor y lo que El desea hacer en su vida—Sus planes y propósitos.  Por más que hace esto, más puede practicar la quietud y conocer que Dios es Dios.  Más va a descubrir que está restaurado, renovado y refrescado de día en día.  Muchos de nosotros que estamos aquí hoy y nos  sentimos bastante fatigados.  Lo puedo ver en sus caras.  Están frustrados por situaciones diferentes que les están enfrentando.  Quizá se sienten algo abrumados o agobiados—que los problemas, las presiones, el estrés en su vida ahora han llegado a un nivel bastante alto y siguen incrementando. 

Quiero invitarles en este momento a detenerse, tomar un paso atrás para aquietarse y pensar en Dios.  Esto se llama adoración y cuando hace esto, el poder que está disponible para usted a través de Dios puede fluir en su vida.  El mismo poder que resucitó a Jesucristo de la muerte, el mismo poder que quitó la piedra de la boca de la tumba para que la gente podían ver que Cristo había resucitado está accesible para usted.  Y usted no va a poder aguantar en el siglo 21 si no tiene el poder para sostenerle.  Esta es su primera y mayor necesidad.  Pero todavía necesita más.

2.  USTED NECESITA PERSONAS CON QUIENES COMPARTIR

La Biblia lo llama compañerismo.  Fuimos creados para formar relaciones con otras personas.  Necesitamos el poder de Dios en nuestra vida pero también necesitamos a otras personas alrededor de nosotros para apoyarnos, animarnos y formar amistades.  La Biblia nos dice que cuando Dios creó a Adán, lo puso en el Huerto de Edén en un ambiente perfecto. Sin problemas, nada de presiones, ni de dolor.  No obstante Dios miró a Adán en su ambiente perfecto y dijo que todavía le hacía falta algo.  Y en Génesis 2:18:  “Y dijo Jehová Dios:  No es bueno que le hombre esté solo.”

 

No es la voluntad de Dios que usted viva en soledad.  Fue creado para tener amistades con otras personas.  No importa que se case o no.  No importa si es joven o anciano, creyente o no creyente.  Fue creado para relacionarse con otras personas.  Y Dios dice que usted necesita a personas con quienes puede compartir, además del poder para vivir.

ILUSTRACIÓN: Esta semana leí un estudio por el Departamento de Salud Mental de USA.  Ellos descubrieron que si uno se aísla de otras personas, si solo tiene conocidos, no amigos íntimos, si no tiene relaciones de confianza con otros creyentes, otras personas, entonces es tres veces más propenso a morir a una edad joven, es cuatro veces más probable que sufra de agotamiento emocional.  Hay cinco veces más probabilidad de sufrir de la depresión clínica y diez veces más propenso de ser hospitalizado para enajenación mental o emocional.  Siempre recuerde esto: Fuimos Creados para tener Compañerismo.

La Biblia dice que debemos ayudarnos mutuamente.  No debemos pasar por esta vida como Llaneros Solitarios.  Debemos tener personas en quienes podemos confiar.  Amigos cercanos.  La Biblia le llama a esto compañerismo.  En Eclesiastés 4:9 y 10 la Biblia dice:  “Mejores son dos que u no; porque tienen mejor paga de su trabajo.  Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! Que cuando cayere no habrá segundo que lo levante.”

Usted necesita personas con quienes compartir.

Afortunadamente, Dios ha diseñado una red de apoyo hecho a la medida suya.  Es llamada la iglesia.  La iglesia no es un lugar donde puede llegar.  La iglesia no es un evento a asistir.  La iglesia es la familia que Dios estableció para darle un grupo donde podía conectarse, donde podía llegar a formar parte.  Dios quiere que usted tenga amistades, enlaces y compañerismo en el cuerpo de Cristo, en la familia de Dios.

Esto NO. {Recientemente recibí esta carta de una señora, “Estimado Pastor,  He cargado el dolor del abuso físico en silencio por muchos años.  Un año después de haber sufrido una pérdida devastadora, me mudé aquí al sur de California.  Desconectada de todo, me sentía muy sola.  Lloré por tres semanas corridas.  Al fin decidí que debería visitar una iglesia.  Desde el momento que entré en el primer culto de Saddleback, yo sentí que aquí pertenecía.  Para acortar mi historia, Cristo llegó a ser muy real en mí.  Me uní a la membresía de la familia que es esta iglesia y ahora estoy sirviendo en un ministerio que me hace sentir muy realizada.  Amo pertenecer aquí.  Yo sé que el dolor de cada uno es diferente, pero todos necesitamos a Dios.  Y mi dolor era casi insoportable sin las amistades dentro de esta familia.  Cuando pasé por la clase de membresía, no podía detener las lágrimas de gozo porque  en esta clase nos explicó como Saddleback es una familia en la fe.  Por cierto la es y estoy tan agradecida por los hermanos y hermanas aquí y por una iglesia donde puedo sentirme como en casa.” }                   Sí que necesitamos personas con quienes tener compañerismo.

Cuando llena su tiempo con actividades, la primera cosa que sufre en su vida es la relación con otras personas.  Empieza a deslizarse—deslizarse en sus relaciones.  La primera relación que sufre cuando está demasiado ocupado es su relación con Dios.  Empieza por decir, “No tengo tiempo para orar.  No tengo tiempo para hablar con Dios.  No tengo tiempo para leer mi Biblia.  No tengo tiempo para aquietarme y enfocar en Dios como acabamos de hablar.”  La relación con Dios siempre sufre primero.  Y entonces si la presión y el estrés siguen aumentando, empieza a disminuir el tiempo que pasa con su familia y el tiempo en compañerismo con otros cristianos.  “Yo no tengo tiempo para asistir al grupo pequeño.  No tengo tiempo para ir al culto de oración el miércoles.  No tengo tiempo para ir a la iglesia cada fin de semana.”

Está demasiado ocupado.  Sus prioridades están mal ordenadas.  Y quiero decirles por mi propia experiencia, y he aprendido en carne propia que cuando empieza a deslizarse en sus relaciones siempre regresa a obsesionarse.  No puede deslizarse de las necesidades emocionales y espirituales en su vida—personas con quienes puede compartir.  Si no tiene amistades significantes, que le apoyan y le llaman a cuentas en su vida, tarde o temprana va a hundirse. 

La Biblia nos advierte en cuanto de esto en Hebreos 10:25:  “No dejando de congregarnos”.  ¿Por qué?  Porque es una necesidad humana.  No es solamente lo que oye y aprende en el culto, son las amistades que está formando al reunirnos.

Muchos de ustedes que están aquí hoy son asistentes ocasionales o casuales de los cultos de la Iglesia.  No es una prioridad para ustedes.  Solo vienen de vez en cuando, cuando les conviene.  Esto está bien para empezar.  Son muy bienvenidos.  Puede ser que son buscadores espirituales y están aquí para averiguar si Dios es real y si cristianismo es la verdad.  Están no más mojándose los dedos antes de tirarse al agua.  Y esta perfectamente bien que lo investiguen a su propio paso.

No obstante hay unos de ustedes que han asistido casualmente por meses, por años.  Ahora, al estar en el siglo 21, necesitan comprometerse.  Como su pastor, yo quiero animarles a hacer esto una prioridad.  Determinar que durante estos años que vienen, no van a perderse ni un solo servicio. “Cuando se abren las puertas, allí estoy yo.  No solo por la enseñanza si no por el compañerismo, las relaciones amistosas que puedo formar.”  Necesitan comprometerse en el nuevo milenio y tomar lo que llamamos las clases básicas de _____________—Clases 101, 201, 301.

Estamos preparándonos para vivir en un milenio totalmente nuevo.  Hay unas cosas que necesitan arreglarse en su vida, que no necesitan arrastrar del viejo milenio.  No necesitan llevar los problema viejos al nuevo milenio.  Hay unos pecados que necesitan soltar ¡ahora!  Enfréntenlos.  Hay vicios que tienen que enfrentar y abandonar ¡ya!  Hay unos malos hábitos que dejar.  No los lleven al nuevo siglo o milenio.

{ Hay ciertas cosas que necesita tachar de su lista de cosas espirituales que hacer.  Unos de ustedes han empezado los estudios básicos y han sacado el primero pero allí se han quedado en la Clase 101 o en la clase 201.  Nunca han sacado la clase sobre como crecer espiritualmente o como descubrir su FORMA (es un acróstico) espiritual o como encontrar su misión en la vida.  Quiero desafiarles que en los cuatro meses que nos quedan en el año hacer esto una prioridad en su vida y salir de este compromiso antes de empezar un nuevo milenio. Para ayudarles en esto, voy a enseñar la Clase 101 unas quince veces en los próximos cuatro meses.  De hecho, en una semana de septiembre voy a enseñar la clase completa un jueves por la noche, un viernes por la noche, un sábado por la mañana y un domingo por la tarde.  No pueden decir, “Yo no puedo el domingo por la tarde.”  ¡Hagan sus planes ya!  ¡Le voy a buscar!

Después vamos a continuar con la Clase 201 y ofrecerla también en cuatro días seguidos y 301 y 401 para que puedan concluir todas antes de empezar el nuevo milenio. Al hacer esto, entonces encuentran un grupo pequeño e involúcrense.  Entonces inscríbanse en uno de los 150 ministerios de la iglesia. }

¿Por qué todo esto?  Por el compañerismo y las relaciones personales porque cuando venga la crisis inevitable en su vida (y sí vendrá aunque sea diferente para cada uno de nosotros), tendrán ya una red de personas que les brindará apoyo cuando más lo necesitan.  En este grupo pequeño encontrarán las amistades que les acompañarán en los momentos de la crisis y que les brindarán una mano en su tiempo de necesidad.

Hay un tercer elemento esencial que necesitarán en el siglo 21.

3.  USTED NECESITA PRINCIPIOS PARA GUIAR SU VIDA

Usted necesita poder para poder vivir y personas con quienes compartir pero también necesita principios para guiar su vida.  Necesita una filosofía de vida bien pensada.  Necesita un fundamento moral.  Necesita un código de conducta y de convicción que le dará estabilidad cuando todo lo demás vuelve descontrolado.

La Biblia dice que usted fue creado para tener una relación con Dios.  Es por eso que fue creado el hombre.  Y Dios desea que usted more con El eternamente a través de: primero, establecer una relación con El aquí en la tierra.  No va a pasar la eternidad aquí en este mundo.  Solo está aquí por unos 60, 70, 80 o quizá unos 90 años en el mundo.  Cuando su cuerpo muere, esto no es el fin para usted.  Seguirá viviendo su espíritu.  Donde usted pasa su eternidad y lo que va a hacer en la eternidad va a ser determinado en gran parte por qué tan bueno usted sigue las direcciones de Dios aquí en la tierra. 

Está siendo probadoLa vida es un examen.  No es el acto final.  Es el acto de ensayo.  Está siendo probado para ver que tan bueno está viviendo de acuerdo con lo que Dios dice en su palabra.  Y necesita principios para guiar su vida.  Dios lo va a probar para ver si va a seguir sus principios o no. Cada principio que necesita en su vida se encuentra en este libro.  Está en la Biblia y la Biblia dice en Salmo 119:19 “Forastero soy en la tierra  (esto quiere decir que no más está de paso; no va a quedarse aquí permanentemente)  No encubras de mí tus mandamientos.”  Todo lo que usted necesita está justamente aquí—los principios sobre los cuales puede construir su vida y guiarla.  Están aquí en este libro.

He aquí el problema.  Los principios que Dios ha establecido  para guiar la vida son exactamente el opuesto de la sabiduría convencional.  Determine lo que es la cosa popular para hacer y es casi siempre la cosa equivocada.  Porque los principios que Dios ha establecido acerca de cómo manejar su tiempo, los principios que Dios ha establecido acerca del sexo y los principios que Dios ha establecido acerca de cómo debe administrar su dinero son exactamente opuestos a los de la moda popular.  Nuestra cultura moderna casi siempre se equivoca.  Dicen,  “Puede ganar su entrada al cielo por portarse bien.  Y si sus obras buenas son mayores que sus obras malas, entonces tiene ganado su entrada al cielo.”  Se esfuerza mucho y espera que le va a conceder su entrada al cielo.  Dios dice, “Ni modo.  No hay manera alguna que puede merecer o ganar su entrada a un lugar perfecto.  Es un regalo el entrar.  Usted la debe aceptar por poner su fe en Mi Hijo.  Es un regalo gratis de gracia.  Acéptelo.”  Nuestra cultura moderna dice, “Acumula todo lo que puede, hágalo tan rápido como pueda y no lo comparta con nadie.”  Dios dice,  “El camino a la felicidad es  negarse.  Porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.”  Lucas 12:15b.

Aprenda a regalar, aprenda a compartir porque la felicidad viene de ser generoso, de ser dadivoso. Hoy, más que nunca antes y particularmente en el siglo 21, va a necesitar determinar en su mente los principios que va a seguir en su vida.  ¿Cuáles son las afirmaciones, los valores que van a sostener su vida?  La razón de la importancia de esto es porque estamos pasando de la edad moderna a lo que se están llamando la edad posmoderna.  El siglo 21 será definitivamente la edad posmoderna.  ¿Cuál es la diferencia entre la edad moderna en que vivimos ahora y la posmoderna?  Hay muchas diferencias y vamos a examinar estas detalladamente en esta serie.  Pero permítanme darles una hoy.

En la edad moderna, la verdad fue discutida, fue debatida y peleadaEn la edad posmoderna, la gente ni siquiera cree que hay tal cosa como la verdad.  Ya lo hemos visto en nuestra cultura hoy día.  “No hay una verdad absoluta.  Lo que está correcto para usted es equivocado para mí.  Lo que para mí es la verdad, para usted no lo es.  Lo que es verdad para usted pueda que no lo es para esta otra gente.  No hay tal cosa como la verdad absoluta.  No más es una invención de su imaginación.”  Estamos  viendo esta actitud siendo implementada en cada aspecto de nuestra sociedad—en lo político, en el gobierno, en educación, en toda esfera de la vida. Ustedes oyen que la gente dice cosas como, “No hay absolutos.  No hay un bien absoluto ni hay no mal absoluto.  Es solo lo que usted quiere que sea.”   Cada vez que oigo a alguien decir esto, le quiero preguntar, “¿Está absolutamente seguro?”  En sí esta afirmación es un absoluto.

Hay implicaciones profundas si no hay verdad.  Y la gente que dicen que no la hay, no lo han pensado hasta la conclusión.  Es cierto que para la gente hoy por hoy la tolerancia es más importante que la verdad.  No tiene que decir la verdad, solo tiene que tolerar a todos los demás sin importarle qué desviado son.  Hoy el valor supremo no es la verdad.  Es no ofender a nadie.  Tengo que advertirles que el momento que ustedes deciden decir, “Estos son los principios que van a guiar mi vida.  Esto siempre es la verdad y aquello siempre es mal.”  El momento que dicen esto  les van a designar fanáticos o personas intolerantes.  No importa lo que usted dice.  En el momento que alguien tiene la valentía de pararse y decir que esto es bueno y el otro es malo siempre, entonces es designado un fundamentalista, un fanático, un loco, porque no es tolerante.

Amigos, hay algo más importante que la toleranciaLa verdad.  No es la tolerancia que le otorga la libertad.  Es la verdad que le hará libre.  Puede ser muy tolerante y construir su vida sobre una mentira total.  Necesita principios para guiar su vida.  Si no hay tal cosa como verdad absoluta, entonces…

En primer lugar no hay base para la ley porque no hay nada moral sobre lo cual basarlo.  Solo es asunto de opinión personal.  Si va manejando por la autopista  y otra persona quiere matarle disparando una pistola, está bien, porque para ellos era lo correcto.  Y no hay fundamentos para cualquier ley si no hay verdad moral en el universo.  De manera que si alguien quiere quitarle la vida, está dentro de su derecho.  Si quieren matar a un bebé por un aborto o a un anciano por eutanasia, adelante.  ¿Por qué?  Porque no hay tal cosa como la verdad absoluta.

Si no existe la verdad, nada importa.  No hay sentido.  No hay significado.  Tampoco usted tiene importancia.  No más es una especie de fango  que por casualidad evolucionó.  Y usted entonces no tiene importancia. Pero hay más, si no hay tal cosa como la verdad absoluta en el mundo, de hecho todo es asunto de “ésta es su opinión; llevarnos bien,” y no tiene ninguna fundación sólida sobre la cual basar su vida en el siglo 21.  No hay tierra firme.

Hace unos años vimos un ejemplo dramático y trágico de no construir sobre un fundamento firme.  En Turquía perecieron literalmente decenas de miles de personas porque una ciudad entera fue construida sobre una fundación movediza. 

Jesús contó una historia al final del Sermón del Monte donde dijo que dos fulanos salieron a construir sus casas.  Uno construyó su casa sobre tierra, sin fundamento.  Y cuando vino la tempestad, que es inevitable en la vida, y cayeron las lluvias y el río dio con ímpetu, luego cayó porque no tenía un fundamento firme.  Pero el otro era una persona sabia quien construyó su casa sobre la roca, un fundamento firme.  Cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover porque estaba fundada sobre la roca. 

Usted necesita principios para guiar su vida porque en el siglo 21 todo está al azar.  No digo esto con una sonrisa.  Casi cada institución en nuestra cultura está para derrumbar.  Usted está ciego si no lo puede ver.  El gobierno está paralizado por ineficacia.  El gobierno casi no logra nada menos crear reglas que son políticamente correctas para no ofender a nadie.  En las escuelas y los colegios es lo mismo.  Las calificaciones en los exámenes no mejoran pero seguimos invirtiendo más y más dinero.  Hoy por hoy hay más  detectores de armas en los colegios que en los aeropuertos y las cárceles.  ¿Qué dice esto de nuestra cultura?  No les tengo que hablar de las industrias dedicadas a entretenimiento, que se han bajado hasta el fondo moralmente.  Piensen en la peor perversión y la van a ver en la pantalla grande en el cine y ahora lo llaman diversión o entretenimiento.  Nuestra sociedad se ha acostumbrado… la gente dice,  “No hay problema, es divertido.”  En una sociedad donde los principios morales van derrumbándose a nuestro alrededor, ¿cómo podemos tener esperanza?  ¿Cómo podemos ser optimistas?

Miren el siguiente versículo:  “Cualquiera, pues, que me oye estas palabras y las hace, le compararé a un hombre prudente que edificó su casa sobre la roca.” Mateo 7:24  Usted necesita principios para guiar su vida.

Hay una palabra para personas que hacen esto.  Una palabra para personas quienes construyen sobre un fundamento firme, quienes viven guiados por los principios de Dios—santo.  Dios quiere que usted sea santo.  La santidad debe ser la meta de su vida.  No estamos acostumbrados a esta palabra.  Cuando pensamos en santos, pensamos en monjas o sacerdotes u hombres santos que viven retirados en una montaña o un ermitaño que vive en una cueva o convento, algún súper santo o un sobresaliente espiritualmente hablando.  No pensamos en nosotros mismos como santos.  Santidad significa ser totalmente dedicado a hacer lo que Dios quiere que hagamos.  Esto debe ser su deseo en el siglo 21—ser totalmente dedicado a observar los principios de Diosser totalmente comprometido a la palabra de Dios y su estilo de vida, ser totalmente entregado a hacer lo que El quiere para su vida.  En el siglo 21 usted necesita hacer esto su deseo principal.  Usted debe decir:  “Señor, santidad es lo que anhelo.  Santidad es lo que necesito.”

Hay un cuarto ingrediente, un cuarto elemento esencial que debe tener para lograr ser todo lo que Dios desea que sea.

4.  USTED NECESITA UN PLAN QUE SEGUIR

Usted necesita una manera de expresar los talentos y las habilidades que Dios le ha dado.  Necesita un plan y un lugar donde puede hacer una contribución con su vida, con sus talentos, con sus habilidades en este mundo.  Usted necesita un plan de cómo Dios le va a usar para hacer de este mundo un lugar mejor.  Al fin de cuentas solo hay dos opciones: Usted puede vivir su vida según un plan o la puede vivir como sea.  Puede vivir su vida intencionalmente o la puede vivir casualmente.  Puede aprovechar al máximo lo que Dios le ha dado o lo puede desperdiciar, malgastar o solo puede pasar por esta vida sin rumbo, sin un plan, malgastando lo que Dios le ha dado. La verdad y las buenas noticias son que Dios sí tiene un plan para su vida.  El hecho de que está vivo significa que Él tiene un plan para usted.  Muchas veces usted me ha oído decir que la vida no tiene sentido hasta que haya entendido que usted fue creado por Dios y para Dios.  Él lo creó para Si mismo.  La vida no tiene sentido o significado hasta que comprenda esto.

Entonces, ¿cómo puedo conocer el plan de Dios para mi vida?  ¿Cómo puedo reconocer mi lugar en este mundo?  ¿Cómo puedo saber cual es mi nicho, lo que yo debo hacer, dónde yo debo devolver algo?  ¿Qué debo hacer con mi vida? Lo puedo decir en una sola palabraEl plan de Dios para su vida es servicio.  Esto es el plan de Dios para su vida.  Dios quiere que Le sirva y Dios quiere que Le sirva a través de servir a otros. Dios desea que usted tenga: “Una Vida con Propósito

Ponga atención en Efesios 2:10:  “Somos hechura suya [de Dios]…”  Usted es quien es y lo que es porque Dios lo destinó así.  Porque El le creó tal como es, significa que El tiene un plan que quiere que  usted cumpla.  Si usted no quiere ser usted, ¿quién va a tomar su lugar?  Sólo usted puede ser usted en este mundo.  Y aunque no le guste su suerte y diga, “Ojalá que fuera así o asá o que tuviera aquel talento…” Dios lo creó para ser lo que es.  El quiere que usted cumpla el papel por lo cual lo creó y es al hacer esto que va a encontrar la realización, el significado y el sentido en su vida.  Dios nos creó como somos.

Efesios sigue diciendo:  “…creados en Cristo Jesús…” … para ver la televisión?  NO. “Dios nos creó para buenas obras.”   Esto significa servicioDios lo creó para servir.  ¡Dios no lo colocó en este mundo para ser egoísta y vivir totalmente enfocado en si mismo y que todos los demás existen para servirle, llenar sus necesidades, darle placer o atender sus antojos!  Si usted piensa así, está tristemente equivocado.  Si no más vive su vida para sí mismo, ha errado el plan por lo cual ha sido creado y no está viviendo de verdad.  Está subsistiendo.  ¡No más es una existencia!  Dios no nos creó para vivir egoístamente.  El quiere que haga una contribución en la vida.  El desea que devuelva algo al mundo que tenga una buena influencia en el mundo, en la manera que mejor pueda basado en cómo El lo creó.

¿Cómo puedo descubrir el plan de Dios para mi vida?  Busco en la Biblia.  La Biblia dice que debemos servirle a El.  Dice:  “[Dios nos creó] para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano, para que anduviésemos en ellas.”  Antes de que usted naciese, Dios tenía planeado las maneras de servicio, las maneras en que usted puede influir en el mundo específicamente.  Cuando usted llegue al cielo, Dios no le va a preguntar:  “¿Por qué no fue usted como aquella persona?” El le va a preguntar: “¿Por qué no hizo lo que le creé para hacer?  ¿Por qué no impactó al mundo en la manera en que lo diseñé y tenía una influencia donde yo le había asignado para influir?

¿Cómo puedo saber lo que Dios quiere que haga?  ¿Cómo puedo saber donde El quiere que sirva?  Examino como Dios me ha formado.  Dios le ha hecho a usted en una F-O-R-M-A- única con un propósito.  En Una Iglesia con Propósito, usamos un acróstico FORMA.  Cinco cosas que le da su forma, que le hace que usted sea quien es.  Favorece con habilidades naturalesOtorga “dones” espiritualesResponde a la personalidadMotiva el corazónAptitud y experiencia influencian.  Todas estas cinco cosas le da su forma y le hace la persona que es.  Cuando usted comprende que Dios le ha formado como es, entonces reconocerá su lugar en esta vida.  Sabrá en qué manera debe invertir su vida.

Aquí en “Una Iglesia con Propósito” esto es tan importante que hay una materia completa que he escrito, Clase 301, Descubriendo mi Forma para Ministerio.  En esta clase le enseñamos a examinar su propia vida y analizar y descubrir sus dones espirituales, su personalidad, su corazón, sus habilidades  y sus experiencias.  Aun lo llevamos un paso más.  Al concluir la clase, hacemos una entrevista personal de su FORMA donde hemos entrenado a personas quienes pueden sentarse con usted y usar un juego de preguntas.  Entonces usted decide para qué ministerios Dios le ha formado.

Hemos tenido muchas, pero muchas, personas en el transcurso de los años que han cambiado de trabajo después de tomar la clase 301 y la entrevista FORMA.  Ellos dicen, “Con razón estaba tan aburrido con mi trabajo.  Con razón lo odiaba.  Fui infeliz.  No fui creado para esta clase de trabajo.”  Ellos necesitaban buscar otra clase de trabajo.

Aquí está el asunto:  cuando era niño, es muy obvio su FORMA espiritual porque sus padres y todo el mundo lo puede ver.  Si es bueno para dibujar, es bueno para dibujar.  Si es bueno para la música, es bueno para la música.  Si tiene habilidad con los números o las palabras o pintar o cosas mecánicas o animales, estas cosas surgen por naturaleza.  Si es un líder, resulta organizando a sus compañeros en el recreo.  Lo que sea, las habilidades y las cosas que le interesan empiezan a ser evidentes a una temprana edad.

Pero al ir creciendo, la socialización se mete y uno empieza a decir:  “Estos son los que reciben los elogios por la sociedad.” O “Así es como se gana mucho dinero en esta cultura.  En esto hay mucho dinero.”  “ Al hacer esto ganaría la aprobación de mis padres o mis amigos.” O “Haciendo aquello ganaría la fama y el reconocimiento.”  Entonces termina uno, frecuentemente, trabajando en una vocación que no concuerda con su FORMA y no hay una cantidad de dinero suficiente, ni prestigio ni estatus y no hay fama suficiente para recompensar por la frustración y la infelicidad que siente.  Se está preguntando, si tengo todas estas cosas ¿por qué no me siento satisfecho y realizado?

Porque no está haciendo lo que Dios le formó para hacer.  Por qué algo lo ha descarriado. 

Quiero rogarle que no viva en este nuevo milenio sin saber cuál es su FORMA espiritual.  Pase por las bases espirituales por las clases 101, 201, 301.  Algunos de ustedes han tomado la clase pero aun no ha tenido la entrevista.  Necesita terminarlo y asegurarse que sepa cual es su nicho, cuales son sus habilidades y en lo que no funciona muy bien para que pueda influir toda área de su vida.   Haga esto una prioridad  para asegurarse que tenga un plan de vida que cumplir.

Aquí están las buenas noticias.  Su FORMA es única.  No hay nadie igual como usted en todo el mundo, con una FORMA exactamente como la suya.  Dios lo creó con una FORMA única—su corazón, su habilidad, su personalidad, sus experiencias, todas estas cosas—porque El tiene un propósito único que El quiere que usted haga en este mundo.  Y El desea que usted cumpla con este propósito.  Pero usted fallará en cumplir este propósito si no más empieza a imitar a otras personas.

La mayoría de las personas empiezan como originales en la vida pero terminan como copias en papel carbón de otras personas.  “Mire lo que están haciendo los Pérez.  ¡Nosotros necesitamos hacer esto!”  Así que usted termina tratando de ser como alguien que Dios nunca había pensado para usted.  Y usted pierde la gloria, la maravilla y la satisfacción de ser completamente quien Dios propuso que fuera.  No lo pierda por imitar a otros.

La Biblia dice en 1 Corintios 12: 4-6:  “Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.  Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios que hace todas las cosas en todos, es el mismo.”  Dios usa a todos nosotros en muchas maneras distintas. 

Permítame darles una sorpresa:  unas de sus contribuciones más grandes en la vida no van a ser planeadas.  Unos de los impactos más grandes que va a tener en otras personas van a ser espontáneos, por casualidad desde su punto de vista (no es por casualidad desde el punto de vista de Dios) porque Dios tiene un plan para su vida.  Si nada más usted está dispuesto de estar abierto y disponible y decir, “Dios, úsame donde Tu quieres,” a veces usted dirá una palabra de ánimo que puede cambiar el rumbo de la vida de la otra persona o le dará una palabra de ánimo o una felicitación o le dará una mano de ayuda o compartirá una idea que en lo absoluto transformará la dirección de la vida de la otra persona.  Yo llamo a estos pequeños momentos Los Pequeños Momentos Divinos de la Vida.  Y están a todo su alrededor, si no mas abran los ojos y esté atento a lo que Dios quiere que usted haga.  Dígale a Dios:  “Señor, úsame hoy en cualquiera manera que Tu quieres.” Cosas pequeñas frecuentemente resultan ser bisagras pequeñas para puertas grandes.

Lo perderá si pasa todo el tiempo tratando de alcanzar Mi Gran Plan, Mi Gran Sueño, Mi Gran Proyecto, Mi Gran Ambición que tengo todo planeado que esto es lo que voy a hacer con mi vida.  Se preocupará tanto por El Gran Plan que usted ha fabricado que perderá los Pequeños Momentos Divinos a su alrededor que pueden cambiar el mundo una persona a la vez, hacer un impacto.  No abusar, no perder el poder del momento para  hacer una diferencia en la vida de alguien. 

5.  USTED NECESITA UN PROPÓSITO POR LO CUAL VIVIR

Cada persona necesita sentir que su vida tiene valor. Usted necesita sentir que no nada más está ocupando un lugar, gastando oxígeno, malgastando los recursos, sino que su vida tiene valor y cuenta para algo.  Que no solo tiene un plan que seguir sino también un propósito por lo cual vivirHay que conocer su propósito.  De hecho, si no entiende su propósito, la vida no tiene sentido.  ¿Para qué molestarse?  ¿Por qué levantarse por la mañana?  ¿Por qué  continuar un día más?  Si no conoce el propósito de su vida y si no está cumpliendo con el plan de Dios en su vida, Dios no le debe un día más.  ¿Por qué Dios le debe un segundo más de aliento de vida si usted solo lo va a gastar en sí mismo en lugar de cumplir Su plan y Su propósito para su vida? Tristemente, la mayoría de las personas nunca descubren el propósito de Dios para su vida.  Ellos viven y mueren solo pasándola.  ¿Qué debe hacer cuando no conoce el propósito de su vida?  Solo tiene tres alternativas.

Uno es inventar un propósito.  Y hay mucha gente que hace esto.  Ellos se aferran a algo y esto llega a ser su sentido de vida.  Ellos dicen cosas como, “Yo estoy metido en deportes…  o en la música…  Estoy muy involucrado en lo político… Estoy consumido con ganar dinero…. jugar golf… redecorar la casa.” Todas estas son buenas cosas pero son propósitos miserables para la vida. ILUSTRACIÓN: Alguien me dijo una vez, “Yo vivo solo el fin de semana.” ¡Qué propósito más superficial para la vida—vivo para hacer nada!  Da igual ser un budista porque Nirvana dice que su meta es llegar a la nada.  Esto no es lo que Dios dice.  Dios dice, “No le creé para la nada.  Yo lo creé por un propósito, para tener significado, para una razón.  No solo para hacer nada.” Puede intentar fabricar su propio propósito como lo hacen algunas personas.

Usted fue creado con un hueco en su corazón que solo Dios puede llenar.  Usted fue creado para tener a Dios en el centro de su vida.  Si Dios no es el número uno y el centro de su vida, entonces está tratando de meter otra cosa en este hueco que es un pobre substituto de segunda clase.  Y se va a quedar desilusionado.  Si da su primera prioridad a una causa de segunda clase, va a ser decepcionado.  Nada puede tomar el lugar de Dios en su vida.  Cuando intenta llenarla con otra cosa y sustituir algo en el centro de su vida en lugar de Dios, esta cosa llega a ser su dios y se vuelve una adicción.

Puede enviciarse con cualquier cosa.  Puede ser adicto a ver televisión. Puede ser adicto a la comida, la aprobación de su esposo.  Puede llegar a ser adicto al pensar que su vida entera es sus hijos. Y no la son.  Los hijos son importantes en su vida pero esto no es el único propósito para estar aquí en esta tierra.  Puede construir su vida alrededor de muchas cosas buenas pero que no es Dios, está equivocado.  Llega a ser un ídolo.  Pero con Dios como el número uno en su vida todo lo demás toma su lugar debido y llega a tener el balance, la salud y la atención que necesitan.  No haga de su vida nada más un dios—ni otra persona, ni otra actividad, ni nada.

Unas personas intentan escapar de la inutilidad de la vida por el placer.  Viven para parrandear y buscar nuevas formas de conmoverse.  Viven para sentir la emoción cuando la adrenalina corre por su cuerpo cuando ven una nueva película o participan en el nuevo deporte extremo.  Ellos solo se siente que están viviendo al máximo cuando están en el precipicio y la adrenalina está corriendo.  Estas cosas pueden ser excelentes pero no son el propósito de la vidaEl propósito de la vida es más que ser entretenido o disfrutar de la vida.   El propósito de la vida es más que adquirir muchas cosas que va a tener que dejar atrás en unos 60 o 70 años de todos modos.   El propósito de la vida es más que jubilarse.  Conozco a personas que piensan que todo el propósito de su vida es “Jubilarme.  Quiero llegar al fin de mi vida para que pueda decir que llegué al fin de mi vida.” Esto es un pobre substituto para el propósito de Dios para su vida.  Recientemente leí que más del cincuenta por ciento de los hombres en la Ciudad de New York muere dentro de dos años de haberse jubilado.  ¿Por qué?  Porque el hombre no fue creado para pasar las 24 horas al día sin hacer nada.  Fue creado para más de solo distraerse.  Fue creado con un propósito.  Y Dios quiere que usted sepa ese propósito.  Entonces necesita descubrir lo que es.  En esta serie vamos a descubrir el gran propósito de Dios para su vida.

Un hombre que claramente entendió su propósito fue Pablo en la Biblia.  En Hechos 20:24 la Biblia dice: “Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.”  Dios tenía una misión y un trabajo para Pablo.

Dios también tiene una misión y una obra para ustedUna misión de vida, un propósito de vida que El quiere que usted cumpla mientras está aquí en este mundo.  Una parte de la obra de esta iglesia es ayudarle entenderlo. 

CONCLUSIÓN: Estos son los cinco elementos esenciales  que debe tener para vivir en el siglo 21 y en esta serie vamos a profundizarnos en cada uno de ellos.  Vamos a ver como puede conectarse a la energía y poder de Dios.  Vamos a ver como desarrollar relaciones saludables que le apoyan.  Vamos a ver como construir su vida sobre principios perdurables que no cambian.  Y vamos a ver cómo puede lograr lo máximo con los talentos que Dios le ha dado.  Cómo usted puede descubrir y cumplir el propósito por lo cual fue puesto en este planeta. 

Pero hoy, permítame terminar con darle el primer secreto.  El secreto primordial en iniciar todo esto es que primero debe conocer a Dios.  Debe establecer una relación personal con El y Su Hijo Cristo.  Hay que conectarse con Dios.  Y en segundo lugar, hay que unirse a una familia espiritual, una iglesia, donde va a recibir el apoyo.  Sin que tenga estas dos cosas en su vida, puede darse por vencido.  Ninguna de estas cosas van a llegar a ser realidad en su vida sin una relación con Dios y una relación con otras personas quienes le ayudarán a crecer en Dios.  Son precisas las dos cosas.  Algunos de ustedes que tienen tiempo de estar aquí se habrán dado cuenta que estas cinco cosas son los cinco propósitos de la iglesia.  Es por eso que Dios creó la iglesia. 

Una Iglesia con Propósito existe para ayudarle tener el poder para vivir, la gente con quien vivir, principios para su vida, un plan para guiar su vida y un propósito por lo cual vivir.  En la Clase 101 hablamos de ellos como las cinco palabras “M” que Dios ha diseñado  para usted y para esta iglesia—Magnificar a Dios, Membresía, Madurez, Ministerio y Misión.

Si no recibe estas cosas o enseñanzas aquí, ¿dónde las va a conseguir?  ¿Quién más va a dárselas?  ¿Algún programa en la televisión?  Jesús dice en Mateo 6:33:  “Mas buscad primeramente (encierre primeramente) el reino de Dios y su justicia,  (Usted debe desear lo que Dios desea.) y todas estas cosas os serán añadidas.”  Si lo que usted quiere más que nada es lo que Dios desea para su vida, entonces todas estas otras cosas que usted necesita le serán dadas

La Biblia nos dice en 2 Pedro 1  Jesús tiene el poder de Dios y Su poder nos  ha dado todo lo que necesitamos  para vivir (es decir todo lo esencial para la vida) y para servir a Dios.  Y nosotros tenemos estas cosas porque conocemos a Él.  Todo empieza por conocer a Cristo.  Si todavía no ha conocido a Jesucristo, necesita hacerlo.  Conéctate a Él.

Oración:

Padre, quiero agradecerte que Tu has prometido proveer todo lo que necesitamos para vivir y servirte si no mas ponemos nuestra confianza en Tu Hijo Jesucristo.  Hoy te pido que muchas personas tomen este primer paso.

¿Por qué no ora usted?  Ore esto en su mente.  Diga, “Querido Dios, no te he hablado mucho o no te he hablado en mucho tiempo, pero hoy quiero empezar a conocerte mejor.” No mas diga esto en su mente.  “Yo quiero estar preparado para el siglo 21 de manera que quiero tener una relación contigo y con la familia de esta iglesia.  Por favor dame Tu poder para vivir.  Y por favor trae las personas indicadas a mi vida que necesito para apoyo.  Y ayúdame a vivir según Tus principios.  Quiero conocerte y quiero seguir Tu plan para mi vida y quiero cumplir el propósito por lo cual Tu me has creado. En Tu nombre estoy orando. Amen”

About these ads
 
 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 173 seguidores

%d personas les gusta esto: