RSS

Mensaje dominical: SANTIDAD VIOLENTA. Domingo 29 de Abril 2012.

29 abr

SANTIDAD VIOLENTA

1º Samuel 15:1-20

INTRODUCCIÓN: El Señor nos ha llevado en estos últimos meses y semanas por ciertos niveles de lo que él quiere hablarnos. Yo le he prometido al señor que siempre predicaría todo el consejo de Dios. Predicar todo el consejo de Dios significa ofrecer una dieta equilibrada para que podamos crecer. Pero hoy particularmente el Señor me ha instado desde muy temprano a predicar de esto que he titulado: “Santidad Violenta.”

Quiero que lean conmigo por favor lo que tengan Biblia: 1º Samuel 15.

2 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Yo castigaré lo que hizo Amalec a Israel al oponérsele en el camino cuando subía de Egipto. 3 Ve, pues, y hiere a Amalec, y destruye todo lo que tiene, y no te apiades de él; mata a hombres, mujeres, niños, y aun los de pecho, vacas, ovejas, camellos y asnos.

7 Y Saúl derrotó a los amalecitas desde Havila hasta llegar a Shur, que está al oriente de Egipto. 8 Y tomó vivo a Agag rey de Amalec, pero a todo el pueblo mató a filo de espada. 9 Y Saúl y el pueblo perdonaron a Agag, y a lo mejor de las ovejas y del ganado mayor, de los animales engordados, de los carneros y de todo lo bueno, y no lo quisieron destruir; mas todo lo que era vil y despreciable destruyeron.

13 Vino, pues, Samuel a Saúl, y Saúl le dijo: Bendito seas tú de Jehová; yo he cumplido la palabra de Jehová. 14 Samuel entonces dijo: ¿Pues qué balido de ovejas y bramido de vacas es este que yo oigo con mis oídos? 15 Y Saúl respondió: De Amalec los han traído; porque el pueblo perdonó lo mejor de las ovejas y de las vacas, para sacrificarlas a Jehová tú Dios, pero lo demás lo destruimos. 16 Entonces dijo Samuel a Saúl: Déjame declararte lo que Jehová me ha dicho esta noche. Y él le respondió: Di.

23 Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la palabra de Jehová, él también te ha desechado para que no seas rey.

Ahora préstenme atención por favor de esta historia que suena un tanto compleja, llena de órdenes extrañas y ovejas, vacas y este Dios del AT tan extraño en ocasiones. Pero yo les trataré de explicar lo mejor posible.

Este es el momento exacto en que le costó el trono a un rey. Un rey pierde su reinado por desobedecer una orden divina de Dios. Amalec era una ciudad, un pueblo o mejor dicho, un ejército que cuando Israel iba a la tierra prometida, ellos se habían opuesto en el camino, habían puesto una traba al pueblo de Dios. Por consecuencia Dios le dio una orden a Samuel: Dile a Saúl que yo dije que tiene que destruir a ras de la tierra, no dejar nada de Amalec, tiene que ser una limpieza absoluta y no le perdones la vida de nadie, ni de vacas, no de ovejas, ni de niños, ni de los que maman, ni de las madres, ni de las suegras… (Lo dice mi versión, seguramente la tuya también, no has leído bien J) … pero no perdones la vida de nadie ni de nada. Quiero que lo quites literalmente, que sea raída Amalec de la fas de la tierra.

Saúl dice: “Está bien, iremos a cumplir.” No es una orden que asuste a nuestro Saúl. Saúl está acostumbrado a ir a la batalla. Esta acostumbrado a obedecer lo que Dios le manda hacer. Pero en unos instantes, Saúl tratará de negociar con Dios. En unos instantes Saúl hará algo incorrecto que le costará su monarquía y su reinado.

Mis amados… Hay un momento en la vida donde Dios dice: “Yo voy a darte lo que estás pidiendo. Estás pidiendo salud física? Salud emocional? Estás pidiendo que yo te bendiga en todos tus temas privados? Estás pidiendo que te bendiga en la familia, en el hogar, en la compañía, en los negocios? Quieres que te bendiga en el ministerio? Está bien! Pero lo que estás pidiendo cuesta un precio. Tienes que pagar un precio. Quiero que tú limpies tu vida de modo que no haya nada que se interponga entre lo que tú oras y lo que yo tengo que escuchar. No voy a soportarte más una doble vida. Yo estoy pidiéndote que vivas en SANTIDAD. Hasta donde la mente por lo menos te dé. Quiero que liberes tu vida de todo aquella carga, de todo lo extra, de todo peso.”

-Dios dice, Yo necesito traer una limpieza GRANDE, absoluta. Quienes creen que viene una limpieza del Señor y que el Señor va a traer una Unción de Integridad. Quienes dicen Amén-Amén?!

Ahora… Saúl va y cuando va a destruir Amalec, la Biblia narra que él destruye las ovejas flacas, las vacas raquíticas. Destruye todo animalito que está mal, pero cuando ve una vaca gordita dice: -Qué pena! Cómo la voy a matar? Ve que la vaca le hace: Muuu!! Y él dice: Cómo la voy a matar? Y dice: Guárdenla, guárdenla, guárdenla… pásenla. Y la vaca hace: Muuu!! Y le cierra el ojo, pasa la vaca para allá. Y siguió matando.

Ve una oveja raquítica y ve que está muriéndose y dice: mátenla en el nombre de Jehová y mata la oveja. Pero ve una ovejita redondita, linda, hermosa… y dice: Ay, los suéteres que puedo hacer y las cobijas que puedo hacer con esa oveja. Perdónenle la vida -dice. La llevan también al corral. Sigue matando y ve un puerco flaquito y lo mata. Pero ve un puerco lindo y se lo imagina con una manzana en la boca, en el día de su cumpleaños… un cerdo que lo invita: Cómeme. Y ve eso y dice: Qué pena! Bueno, bueno, al cerdo también perdónenle la vida.

Y dice la Biblia que perdono a lo mejor del ganado, lo mejor de las ovejas, lo que estaba lindo, gordito, bonito, le perdonó la vida. Lo que estaba flaco, lo mató, lo eliminó. Y Dios que lo ve todo le dice a su profeta Samuel: Saúl! ha desobedecido… ¡Ve a preguntarle, por qué hizo lo que hizo? Y vean esto que casi es un paso de comedia:

- Viene Samuel y le dice: Saúl!

- Saúl dice: Sí Señor!.

- Dime… has obedecido lo que Dios te mandó hacer?

- Saúl dice: Por supuesto! Terminé con Amalec, maté todo.

- Y Samuel le dice: Y qué es este balido de ovejas y bramido de vacas que oigo con mis oídos.

Porque mientras Saúl hablaba, atrás había un corral de animalitos que hacen ruidos: Meeeee, Muuuuu, Oing, oing… Imaginen la secuencia:

- Yo obedecí… y detrás: Meeeee!!!

- Y Samuel dice: Perdón?

- Y Saúl dice: Qué?

- Y Samuel dice: Perdón, pero qué es este valido de ovejas?

- Ahh, una oveja que habrá salido de por allí.

- Qué me decías? -dijo Samuel.

- Qué yo cumplí!

- Y una vaca: Muuuu!!

- Y qué es este bramido de vacas?

- Ahhh… y cuando Saúl ya no puede ocultarlo dice: Mira… jeje, el pueblo lo ha traído eso para Dios.

Y Dios se enoja, porque con Dios no hay negociación.

Te levantas a la mañana, el día lunes. El mensaje del domingo aún lo tienes fresco y dices: Si! Yo quiero ser parte de lo que está ocurriendo en la Iglesia. Quiero ser usado por Dios y vaya que este mensaje de “Santidad Violenta” me ha tocado, voy a sacar toda la mugre al patio, que todo el mundo sepa que comencé la limpieza en mi vida espiritual. Voy a quitar las horas de internet ociosas, los pensamientos impuros, voy a purificar mis ojos, no voy a chismear más aunque me tanga que cortar la lengua… y así te levantas a las 6 de la mañana y lees un versículo. (Es un varón el de la historia…) y lee un versículo de la Biblia, esos versos que le llenan de poder. Y sale a la calle, va a subir al auto y pasa una mujer muy bonita, extremadamente bonita por su lado. Él es un hombre casado, tiene 17 hijos… pero esta mujer le llama la atención.

La primera mirada no es pecado, la segunda es el pecado. Por eso él se asegura de mirar una sola vez y fijo, bien fijo. Y tiene un pensamiento impuro… Meeee!!! Pasa una oveja para su corral.

Llega al trabajo, llega tarde, se atrasa porque en la calle hay un tráfico horrible y en vez de llegar al trabajo y decir: Sabes qué, me atrase, salí tarde, porque yo soy un retrasado en el sentido horario… (jeje) así como a veces llego tarde a la iglesia, llego tarde al trabajo, perdónenme. Pero él dice: No! Sabes qué? Mi abuela está grave. Mi abuela… pobrecita, le tuvieron que quitar la próstata a la abuela… pero si las mujeres no tienen próstata – dice el jefe. Mi abuela si tenía, por eso se la tuvieron que quitar –dice él. Muuuuu!!! Pasan 2 vacas para tu corral.

Llega la hora de la comida, te sientas a comer y los compañeros de la compañía empiezan a contar chistes obscenos. Te tendrías que levantar. No decir: Yo soy demasiado santo. Pero no compartir eso, porque la conversación ha subido de tono y esa no es una conversación para un hijo de Dios. Pero permaneces allí y te empiezas a reír y dices: Bueno, aquí no hay nadie de la iglesia, nadie me conoce, el pastor no está… y cuentas también un chiste subido de tono. Cuac, cuac, cuac… Pasan 5 patos para el corral.

De vuelta pones un disco e intentas cantar un corito junto con Manuel Bonilla, no? Y cantas un coro mientras vas… pero alguien se te cruza en el camino… generalmente esas mujeres que creen que tienen la facultad de maquillarse y manejar a la vez. Esas mujeres que van por la vida (maquillándose y manejando) y que no miran y que creen que el mundo les pertenece… se te cruz a una mujer y tu eres un hijo de Dios, no puedes explotar… y de pronto algo te hace explotar y te acuerdas de la madre, de la hermana, de la abuela y de la tía y mandas un buen insulto y le pitas con el claxon, aunque atrás de tu auto diga en una calcomanía: Sonríe, Jesús te ama. Muuuu!!! Pasan 2 vacas mas para tu corral.

Llegas a casa y tu esposa tuvo que salir y se le hizo tarde y no llegó para hacerte la cena y allí si te enojas. No le hagas eso a un macho mexicano cruzado con sonorense! Espérame con la comida, trabajé todo el día. Y ya no queda nada de lo que aprendiste el domingo, ahora sí estás enojado. Tu esposa no te espera con la cena… estiras la cara y dices: Yo por lo menos, lo mínimo que quiero es comer. Y ella dice: Voy a descongelar algo. Eso no es comida… y se arma una pelea… Muuuuuuuuu!!! 5 vacas… Meeeeeee 4 ovejas al corral.

Te vas a acostar, suena el teléfono y sabes que tu esposa dice: Es mi mamá. Qué quiere esa bruja? 4 puercos más para el corral. Vas a la cama y dices: Ah, el pastor dijo que había de orar. Cierto, no me tengo que acostar sin orar. Y te arrodillas y dices:

- Señor, qué día que he tendido hoy, pero yo te pido Señor que me bendigas…

- Y Dios dice: Yo te quiero oír, pero tus vacas y tu ganado están haciendo mucho ruido: Meeee, muuuu, meeee!!! Hay tantos animales en tu corral que gritan fuerte que no me dejan oír lo que me estás diciendo.

- Señor Jesús bendíceme… Muuuuuuu!!!!!! Úsame!! Meeeeee!!! hace la oveja.

Todos los animales que se te metieron durante el día, gritan tan fuerte.

- Qué es este valido de ovejas? Que es este bramido de vacas dice Dios. Yo te quiero bendecir pero en tu día han pasado tantas cosas que han estorbado tu comunión.

Saben cómo funciona el Espíritu Santo? Se los diré ahora y no lo olviden nunca. No crean: Ahh, el pastor tiene un don que yo no tengo. Ahhh fulana tiene el don de las lenguas… menganito, el don de la sanidad. Los talentos son los que se multiplican. Los dones son del Espíritu Santo. Y es como un gran tanque de agua que está sobre nosotros y nosotros somos diferentes apartamentos con una tubería y una llave. Y a lo mejor yo abro la llave y sale un chorro de agua y el que está al lado, abre su llave y sale un chorrito apenas. Cual es la diferencia? Que mi tubería, yo cuidé que no se me llenara de sarro. Me equivoqué tanto como tu, estuve tan tentado como tu, tuve tantos nervios cuando la mujer que se maquillaba intentaba manejar y se me cruzó así como a ti… pero yo inmediatamente limpie mi tubería para que no haya sarro. Y cuando los dones del Espíritu Santo quieren fluir, corren por mi vida. En cambio, el otro dejó tantas ovejas y tanto ganado, que cuando va a abrir apenas sale un chorrito de agua.

Por eso muchos en la misma iglesia, reciben y otros simplemente ven cómo Dios les da a otros. El Señor me dice que te diga:

- Hoy es el momento de limpiar tu corral. Hoy es el momento de limpiarlo a fondo. Si has hablado de más. Si has murmurado. Si has visto lo que no debiste ver. Hoy es el tiempo de limpiar estas dos cosas que se transforman en tumores: Los ojos y la boca.

- Si fuéramos ciegos y mudos, creo que no se hallaría pecado en nosotros. Pecado no es lo que se hace, sino también lo que se dice y lo que se ve. Pecado no es simplemente lo que yo voy a hacer. “Voy a robar un banco”. Pecado también es murmurar.

- Aarón y María murmuraron contra Moisés y la lepra cayó sobre ellos y todo un pueblo se detuvo a causa de la murmuración y saben que dijo Dios? Es como si me escupieran el rostro que hablen en contra de mis siervos. La murmuración te dejara fuera de la unción. Los ojos impuros te dejarán fuera dela unción.

- Pero pastor, es que yo vivo tentado!

- Yo sé que vives tentado y la tentación no es pecado, pero dejar que ese pensamiento anide y haga huevo de áspides, de serpientes en tu cabeza, te costará la unción. Te costará la santidad.

Dice un gran predicador: “No puedes impedir que los pájaros revoloteen sobre tu cabeza, pero si puedes impedir que hagan nido.” Y el Señor dice: Yo estoy buscando un grupo de valientes. Tengo planes para ti, tengo puertas que quiero abrir y no la puedo abrir, porque tus vacas y tus ovejas gritan tan fuerte que no te puedo bendecir. El miércoles fui a visitarte en las vigilas de la noche en tu habitación y navegabas por internet y consumías pornografía. El viernes quise ir a encontrarme en tu habitación – dice el Señor – y hacías algo vergonzoso. El lunes, quise sorprenderte y estabas escuchando cualquier tipo de música y pensando en cualquier tontería. El Señor te ha buscado toda la semana, a algunos de ustedes los ha buscado y hoy me dice que te diga: Te echo de manos. Necesito que limpies todo lo que nos separa. Todo lo que ha hecho volar la paloma del Espíritu.

Hay hombres de Dios aquí, mujeres de Dios… algunos que asisten aquí, algunos que me leen ahora mismo por Internet… que alguna vez fueron una voz poderosa de Dios, una voz profética y hoy son el eco de lo que alguna vez fue la voz de Dios… y no me digas: Es que me divorcié, es que después de aquello que me pasó… nunca fui igual. Nunca se excusen, nada excusa para que la unión te deje. Lo único que puede hacer para que la unción te deje… lo único es que pierdas la gloria de Dos en tu vida… es que convivas con el pecado, la dualidad.

Quieres hacer enojar a Dios? Convive con el pecado y convive con la Santidad. Adora un poquito y peca otro poquito en la semana. Canta al Señor los domingos y canta: Cuan Grande es Dios y con esas mismas manos castiga a tu mujer cuando nadie te ve. Dile al Señor que lo amas… e insulta a tu cónyuge en la intimidad. Has algo indebido cuando estés solo en la cama y luego adora un poquito acá… Dios no te bendecirá por promedio…. Quisiera decirles: Siii!!! No importa lo que hagas… Dios te bendice igual! Y estoy seguro que la iglesia se llenaría antes de lo esperado. Pero no quiero que Dios me reclame mis amados. No quiero que Dios me diga: Sabiendo la santidad, no la predicaste. Sabiendo la integridad no les dijiste a los míos que los amo… que me muero de amor por ellos, pero estoy pidiendo un paso más, estoy pidiendo un paso de fe. Estoy pidiendo que hagan un pacto de santidad, un pacto de santidad.

No digo: Nunca más voy a pecar! Pero si un pacto de santidad.

Señor, hoy yo quiero purificar mis manos para que no toquen lo inmundo. Quiero purificar mis genitales para que no se contaminen más… Y que hoy Dios te regale una nueva virginidad espiritual por lo menos. Quiero purificar mis ojos, se terminó la pornografía. La Biblia dice: Es preferible entrar tuerto al reino delos cielos, que con los dos ojos ir al infierno. Creían que era una metáfora? No lo es. El Señor sabía lo que vendría en estos tiempos, sabía que Internet te traería al alcance de un clic de mouse, la peor basura virtual: Homosexualismo, necrofilia, zoofilia, las peores basuras están allí al alcance de nuestros adolescentes y de nuestros hombres casados que consumen eso mientras su mujer duerme.

Y el Señor dice que te diga: Eso te costará tu familia. El diablo tiene una gran contabilidad. Creías que solo el SAT tiene contabilidad? El diablo siempre pasa la factura, nunca es gratis. Nunca. El primero te lo regala, el segundo te lo cobra. Siempre así funciona. La primera imagen te la muestra y tu feliz crees que estás disfrutando el sexo… la segunda, te la cobra. Y cuando te la cobra dices: Me quedé fuera de la unción! Me quedé fuera de la bendición… y Dios te dice: Yo estoy hablando contigo. No es algo difícil lo que les pido. Lo que les pido es: Hagan un pacto se Santidad. Señor, me va a costar horrores pero si tengo que arrancarme un ojo (no arrancarse un ojo literal) si tengo que arrancar internet y darlo de baja, lo hago.

- No puedo vivir sin Internet?

- Cómo vivimos 40 años? No es legalismo, yo tengo Internet. Digo, si este es tu problema… renuncia a Internet por un tiempo hasta que te sientas fuerte para dar batalla.

- Si tu problema es tu novia y dices: Es que cuando estoy con ella, me transformo en un “pulpo humano,” no puedo evitarlo, me excito y no puedo controlar mis hormonas…

- Corta con ese noviazgo.

- Qué me está diciendo pastor?

- Ohm, es preferible entrar sin novia al reino de los cielos, que con novia irte al infierno. Hasta que estés fuerte. Esto es cuestión de vida y muerte mis queridos… es mortalmente serio.

En argentina hay un animalito llamado Armiño. El armiño es un animal que tiene una piel de las más buscadas y las más caras del mundo. No deberían matarlo porque están en extinción. Pero el armiño es un animalito que se cotiza en miles y miles de dólares y euros. Saben cómo atrapan al armiño que tiene la piel más blanca, el pelaje más blanco de los animales de la tierra? Esperan que salga, porque s muy veloz.

Cuando sale de la cueva, lo untan con barro y con lodo en la entrada de la cueva y espera a que vuelva. Y cuando el armiño viene corriendo de los cazadores y ve la cueva llena de lodo se detiene, se hace bolita y se deja agarrar mansito como un gatito. Porque entre ensuciarse o morir, prefiere lo segundo. Entre ensuciarse la piel blanca o morir… prefiere lo segundo. Lo diré otra vez: Entre ensuciarse o morir, prefiere lo segundo. Quienes dicen Amén-Amén?

Esa es la santidad. Esa es la integridad. Que te cueste horrores, pero antes de cometer algo… yo sé que algunos dicen: Es que no sé, cuando yo oro, es demasiado tarde. Es que si estás siendo tentado por ejemplo sexualmente. No digas: Hoy voy a ser tentado y canta una alabanza. Eso no ocurrirá. Por eso Dios te abrió una línea, cuando estés tentado grita: Ayúdame Señor! Y vas a recibir la ayuda del Espíritu Santo.

Hagan la prueba. En la próxima tentación griten, digan: Señor, ayúdame. Y vendrá la fortaleza. Resiste al diablo y él huirá! Es una promesa. El huye, es un cobarde. Tan solo menciona la palabra Dios en medio de la tentación. Prueba decir la verdad, aunque duela, aunque te hagan el ticket de la multa. Prueba decir la verdad. Prueba hacer lo que hizo este hombre, prueba decir la verdad.

Y ustedes dicen: Por qué justo me dices esto? No lo sé, si Dios habla de esto es porque algo ocurrirá. Pero si Dios te está poniendo a prueba y dice: Yo quiero ver si eres capaz de mantener tu santidad por sobre todo, por sobre todo. Pero mi familia… Yo te protegeré, pero di la verdad. No te manches, ama la unción, ama su presencia por encima de cualquier otra cosa en el planeta, amen la presencia, ámenla, búsquenla como el oro y digan: La quiero para mí.

Purifíquense, no se contaminen, no se ensucien, ámenla con toda el alma, hagan un pacto de santidad.

- Digan: Yo quiero ser puro, quiero que mis manos se purifiquen. Limpien el historial de la mente como quien limpia una computadora. Vayan al disco duro y busquen la mugre y sáquenla.

- Confiesen a su esposa, sabes qué… Te he fallado, quiero que me perdones, quiero ser un hombre nuevo a partir de ahora y cuando esté tentado te voy a pedir ayuda… ayúdame como mujer.

- Cómo puedes decirme eso?

- Ayúdame como mujer, no quiero perder mi matrimonio, ayúdame.

Pidan ayuda. Acérquense a un hombre de Dios, ayúdame. Estoy siendo tentado, vivo compulsivamente pensando en sexo, ayúdame. Cómo diré una cosa así? Peor es irte al infierno, con “dignidad” te irás al infierno. Yo prefiero pasar vergüenza una sola vez y que alguien me ayude y conservar mi santidad.

Cuídense cuando van a los hoteles, cuando viajan, lo que escuchan, lo que miran… y van a ver cómo la gloria, de un día para otro… esta no es una tarea de: Háganlo por 80 días! No, no, no, van a ver como mañana lunes la vida cambia. Van a ver cómo el salario aumenta, como los papeles salen, como Dios bendice tu familia, tus enfermedades sanan, tus deudas se saldan… porque Dios dice: La unción pudre todo yugo, la unción viene cuando hay santidad. Quienes lo creen? Digan Amén-Amén!

Démosle un gran aplauso al Señor… un aplauso que se oiga. Aleluya, aleluya!

About these ads
 
Deja un comentario

Publicado por en abril 29, 2012 en Principal

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 173 seguidores

%d personas les gusta esto: